La ultima entrega de “Anima Mundi” no deja ningún cabo suelto, dice su autora

“Hijos de las estrellas”, que saldrá de las imprentas a finales de mes, resuelve todos los misterios de la trilogía “Anima Mundi”, confirma en una entrevista con Efe la escritora española y autora de los libros Elia Barceló.

La ultima entrega de “Anima Mundi” no deja ningún cabo suelto, dice su autora

La obra de la escritora alicantina prosigue, tras “Hijos del clan rojo” e “Hijos de Atlantis”, con las aventuras de la heroína Lena frente a los “karah”, unos seres procedentes de otra realidad que viven entre los humanos, a los cuales usan y desprecian.

“El lector que haya seguido las dos primeras (entregas), lo que puede esperar, y se lo prometo, es que he cerrado satisfactoriamente la historia y las cosas que habían quedado colgadas. Todos los secretos y misterios quedan resueltos”, señaló Barceló a Efe.

La autora está en Sídney, donde este lunes está invitada a ofrecer una charla en la Universidad de Sídney junto a su compañero de profesión Marcos Giralt.

No obstante, a Barceló no le gusta que todo sea evidente, tras más de 1.500 páginas y 42 personajes principales, la última entrega de “Anima Mundi” también dará al lector “unas cuantas sorpresas con las que no contaba”.

Esta trilogía comenzó “como un proyecto que iba a ser divertido de escribir” y en el camino derivó en algunas complicaciones, especialmente argumentales, que la obligaron a trabajar constantemente para “cerrar bien todos los cabos de la trilogía”, confiesa.

Con la obra concluida, Barceló, quien afirma tener “todo básicamente en la cabeza”, no descartó la posibilidad de que sus libros sean llevados a la gran pantalla, aunque considera que sería una tarea titánica.

“Se necesitaría un director que tenga ganas de meterse en líos y tenga suficiente dinero para pagar a tanta gente como sale (en “Anima Mundi”) porque hay un núcleo fuerte de personajes que no son realmente humanos, aunque lo parecen, y son todos guapísimos, glamurosísimos y maravillosos”, bromea.

Barceló, quien está en una gira literaria por las ciudades australianas de Adelaida, Melbourne y Sídney, presentó en el país oceánico la versión en inglés de “Corazón de Tango”, descrita como una “novela tanguera que acaba en cuchilladas”.

El público australiano estuvo fascinado por la manera en que Barceló enfocó el amor como una de las grandes fuerzas del comportamiento humano.

El amor no siempre tiene “el sentido romántico y dulce”, sino es mas bien un sentimiento “que casi se hace, a pesar de uno mismo, y que muchas veces duele y que no siempre sale bien, pero que es una fuerza enorme”, explica.

Además del amor, los otros ejes del conjunto de la obra de Barceló son “el juego con el tiempo pasado, con las cosas que fueron y pudieron ser, que fueron y se desarrollaron de otra manera y que han quedado de otra manera en la memoria”, comenta.

Otro núcleo de su obra son “los secretos, las cosas ocultas y prohibidas, oscuras, que quedaron encerradas en el pasado y que no vieron la luz y que en el momento del presente y del futuro empiezan a revelarse y afectar al comportamiento de los personajes”, precisa la autora de “Cordeluna”.

Barceló, considerada una de las integrantes de la “trinidad femenina de la ciencia ficción en habla hispana” junto a la argentina Angélica Gorodischer y la cubana Daína Chaviano, también comentó su visión del futuro a propósito de su participación en el libro colectivo: “Mañana todavía. Doce distopías para el siglo XXI”.

Para ella, formar parte de ese proyecto sobre las distopías junto a otros 11 autores como José María Merino, Rosa Montero, Javier Negrete, Marc Pastor o Félix J. Palma, fue importante porque se reflexiona sobre los peligros por donde se encaminan los seres humanos y las sociedades actuales.

“Creo que la realidad se va deslizando por caminos que no son deseables”, acotó Barceló, y añadió: “Hay un peligro real, ecológico, del comportamiento social de las personas, de graves problemas de inmigración y choques de religiones que se nos acercan con toda realidad”.

Al ser preguntada en qué momento se “jodió” el mundo, parafraseando a Mario Vargas Llosa, Barceló respondió “el mundo se jodió en el momento en que surgió el ser humano”, al insistir en que las personas desde hace unos veinte años empezaron “a hacer el bestia en todas las líneas” poniendo el peligro a la humanidad. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario