Detienen a dos sospechosos del asesinato de opositor ruso

El Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia anunció hoy la detención de dos sospechosos del asesinato del opositor ruso, Boris Nemtsov, tiroteado el pasado 27 de febrero frente al Kremlin.

Detienen a dos sospechosos del asesinato de opositor ruso

“Hoy han sido detenidos dos sospechosos de haber cometido dicho crimen. Se trata de Anzor Gubashev y Zaur Dadáev”, dijo Alexandr Bórtnikov, jefe del FSB, a la televisión pública rusa.

Bórtnikov, quien precisó que los dos detenidos son procedentes del Cáucaso Norte, aseguró que el presidente Vladímir Putin ya ha sido informado de la detención

“Por orden del presidente, el FSB, el Ministerio del Interior y el Comité de Instrucción crearon un equipo operativo conjunto para investigar el asesinato de BorisNemtsov“, destacó.

Según otra fuente, citada por la agencia Interfax, los detenidos son los presuntos autores de la muerte de Nemtsov, quien falleció en el acto tras recibir cuatro disparos por la espalda al filo de la medianoche del 27 de febrero en un puente situado cerca del Kremlin.

“Tras el crimen, casi de inmediato, las fuerzas de seguridad encontraron buenos rastros para esclarecer este caso”, señaló la fuente.

En particular, destacó el hallazgo del coche en el que los criminales se dieron a la fuga y en el que la policía encontró material que permitió localizar a los sospechosos, a lo que sumaron los retratos robots obtenidos a partir de las imágenes de las cámaras de seguridad.

“Es una buena noticia”, dijo Vadim Prójorov, abogado de Nemtsov, y agregó que la familia del asesinado desea que los detenidos confiesen, en alusión a que no es suficiente con que sean acusados formalmente.

Mientras, el jefe del Comité de Derechos Humanos adscrito al Kremlin, Mijaíl Fedótov, aseguró que, además de apresar a los autores del crimen, hay que desenmascarar a los que encargaron el asesinato.

Esta semana el presidente ruso exigió al Ministerio del Interior prevenir crímenes políticos como “el descarado asesinato de Boris Nemtsov en pleno centro de la capital”.

“Hay que librar de una vez por todas a Rusia de la vergüenza y de tragedias como la que vemos visto y sufrido recientemente”, dijo.

La joven ucraniana que acompañaba a Nemtsov cuando lo mataron el pasado viernes en un puente sobre el río Moscova negó el lunes en declaraciones a la televisión rusa que hubiera visto a los asesinos.

“No sé de dónde vino el asesino. No lo vi, ya que todo ocurrió a mi espalda”, dijo.

Los correligionarios de Nemtsov acusan al Kremlin no de apretar el gatillo, ni siquiera de encargar el asesinato, sino de crear el caldo de cultivo para el crimen al plantar la “semilla del odio” contra los que critican la anexión de Crimea y se oponen a la injerencia militar en Ucrania.

Decenas de miles de personas se despidieron el martes del opositor después de participar el domingo en una multitudinaria marcha en su memoria por las calles de Moscú. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario