Pakistán reduce oposición a las vacunas contra la polio

La región de Pakistán más afectada por la polio redujo a la mitad los casos de padres que se oponen a vacunar a sus hijos contra la enfermedad desde que empezó a encarcelar a los progenitores que se negaban a la inmunización.

Pakistán reduce oposición a las vacunas contra la polio

El departamento de Salud de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa (KPK), epicentro mundial de la polio, registró en febrero unos 23.000 casos de padres que se oponían a vacunar a sus hijos, frente a los 47.000 de enero, según informó hoy el diario local Dawn.

Durante la campaña “Alianza por la Salud” de vacunación contra la polio, llevada a cabo la última semana de febrero en la región, las fuerzas de seguridad enviaron 1.200 órdenes de arresto contra padres opuestos a la inmunización y encarcelaron a 512 de ellos.

Según afirmaron fuentes no identificadas a Dawn, la amenaza de penas de prisión contra los padres que se oponían a la inmunización se ha convertido en una “bendición” para la lucha contra la polio en la región.

La poliomielitis es una enfermedad vírica contagiosa que puede afectar el sistema nervioso central y producir parálisis, y se trata de una dolencia que no tiene cura pero cuya prevención mediante una vacuna oral es fácil.

Pakistán es el país del mundo donde se registraron más casos de polio en 2014, 306, frente a los 28 de Afganistán y los 6 de Nigeria, las otras dos naciones donde la enfermedad es todavía endémica, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Algunos padres paquistaníes se oponen a la vacunación contra la polio de sus hijos por creer, entre otros motivos, que va en contra del islam o que se trata de una campaña occidental para esterilizar a los musulmanes, como predican los talibanes.

Como consecuencia de esto, los ataques armados contra vacunadores y sus escoltas a cargo de grupos integristas son también muy comunes en todo Pakistán y suponen el principal obstáculo para la lucha contra la enfermedad en el país asiático. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario