Primer ministro chino promete duros castigos para contaminantes clandestinos

Li Keqiang afirmó hoy que la lucha contra la contaminación seguirá siendo una de las prioridades de su Gobierno, y prometió duros castigos contra las firmas o individuos que incumplan las leyes medioambientales con excesivos niveles de contaminación o vertidos.

Primer ministro chino promete duros castigos para contaminantes clandestinos

“Debemos asestar duros golpes a los culpables de vertidos y emisiones clandestinas para que paguen un alto precio por ello”, dijo Li en su discurso anual sobre la labor del Gobierno y los objetivos para 2015, leído ante los miembros de la Asamblea Nacional Popular (ANP Legislativo).

El jefe de Gobierno prometió también “exigir de forma estricta responsabilidades a quienes se muestren indulgentes” con las violaciones de las leyes medioambientales, a fin de que todos ellos “sean castigados como se merecen”.

Li lanzó sus advertencias en un momento en el que la contaminación de grandes ciudades chinas como Pekín se ha convertido, junto a la corrupción, en una de las grandes preocupaciones de la sociedad.

“Debemos trabajar sin dilación para lograr sin falta que los cielos permanezcan azules”, subrayó el primer ministro en un día en el que Pekín volvió a amanecer con gran “smog”, y los meteorólogos advirtieron de altos índices de contaminación pesada en el aire de la capital.

“La contaminación del medio ambiente es perjudicial para la vida de la población y es un problema que siembra dolor en sus corazones. Tenemos que luchar contra ella con todas nuestras fuerzas”, sentenció el primer ministro ante los cerca de 3.000 delegados procedentes de todas las divisiones administrativas de China.

Las palabras de Li coinciden con la publicación en internet de un vídeo para concienciar sobre el grave drama de la contaminación en el país, producido por la ex periodista china Chai Jing y que en pocos días se ha convertido en viral, con más de 150 millones de visionados en apenas una semana.

El vídeo, titulado “Under The Dome” (“Bajo la cúpula”), ya ha sido comparado por muchos con el famoso largometraje de Al Gore “La verdad incómoda”, por el poder de ambos para sacudir conciencias y denunciar graves problemas medioambientales.

El principal organismo de protección ambiental chino anunció el martes que desde comienzos de año ha sancionado a más de 350 empresas por emisiones o vertidos contaminantes en los dos primeros meses de aplicación de la reforma de la ley de Protección de Medioambiente.

De esas 350 empresas, el Gobierno penalizó a diario a una quincena de compañías que tuvieron que abonar, en total, multas por un valor de 1,15 millones de dólares (1,03 millones de euros), durante los dos primeros meses del año. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario