“Jugamos a la ruleta rusa con el único planeta que tenemos”

El premio nobel de química 1995, el mexicano Mario Molina, advirtió hoy que si continúa la actual tendencia de emisiones de gases de efecto invernadero, existe una probabilidad de 1 entre 5 de que la temperatura de la Tierra suba cinco o seis grados en los próximos años.

“Jugamos a la ruleta rusa con el único planeta que tenemos”


Al impartir su primera cátedra como profesor extraordinario en la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el científico de 71 años consideró que dicha probabilidad es “altamente preocupante”.

“Estamos jugando a la ruleta rusa con el único planeta que tenemos”, y si la temperatura sube a esas escalas, “lo que no ha pasado en millones de años”, habrá consecuencias catastróficas.

“No va a desaparecer la humanidad, pero sí la civilización y la sociedad como las conocemos”, aseveró.

Ello implica no sólo costos económicos, sino razones éticas y morales. “No podemos dejar a futuras generaciones un planeta donde sea más difícil tener una calidad de vida como la que tenemos hoy”, afirmó.

El investigador consideró que el problema es global, ya que las sociedades emiten gases que cambian la composición química de la atmósfera y por eso el clima se modifica, urgió a empezar ahora un cambio de rumbo.

“La mayor dificultad al respecto es que no se ha llegado a un acuerdo internacional, en buena parte porque el tema se ha polarizado políticamente y han habido campañas financiadas en Estados Unidos y Europa para desacreditar la ciencia del cambio climático”, apuntó.

El Protocolo de Montreal, que entró en vigor en 1989 y estableció objetivos para la reducción de la producción de sustancias que afectan la capa de ozono, “demuestra que el planeta se puede poner de acuerdo” para “resolver problemas globales”, resaltó Molina. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario