Madonna invita a Marine Le Pen a ‘tomar una copa’

La cantante Madonna ha intentado enterrar el hacha de guerra con la presidenta del Frente Nacional, Marine Le Pen, invitándola a “tomarse una copa” con ella para poder conocerse cara a cara y hablar de sus respectivas visiones sobre la libertad de expresión, especialmente en relación con el atentado contra la redacción de la revista francesa Charlie Hebdo.

“Creo que me gustaría mucho sentarme de una vez por todas con Marine Le Pen y tomarme una copa con ella. Me gustaría saber de dónde vienen todas sus ideas. Por ejemplo, conmigo la gente suele tener una idea preconcebida de quién soy, las cosas que me importan y en las que creo… Y muy a menudo, después de tomarse una copa conmigo, se van con una perspectiva totalmente diferente”, declaró la reina del pop en el programa francés ‘Le grand journal’, donde expresó su deseo de llegar a conocer mejor a la política gala: “Lo único que yo deseo es la paz en el mundo, así que mi primer pensamiento cuando pienso en Marine Le Pen es que me gustaría conocerla cara a cara, hablar con ella, y me gustaría poder escuchar de su boca, por mí misma, todo aquello en lo que ella cree en relación con los derechos humanos, no únicamente en Francia, sino en el mundo entero. Es algo muy importante para mí”.
Aunque en un principio Le Pen -cuya cara apareció proyectada en las pantallas de uno de los conciertos de Madonna en Tel Aviv y más tarde en otro en París con una esvástica en la frente- confirmó a RTL que no fijaría un encuentro con la estrella de la música, ahora podría haber cambiado de opinión.

“No ha dicho ni que sí, ni que no”, aseguró una fuente cercana a la presidenta del FN al portal Le Lab d’Europe 1.

El acercamiento de la cantante a Le Pen llega apenas unas semanas después de que Madonna asegurara que en 2012, tras sus duras palabras criticando la desaparición de la libertad en Francia, fue amenazada.

“Creo que cuando tomé la palabra en mi último concierto en París hablé específicamente del alzamiento de los partidos fascistas, en aquella época recibía muchas críticas y amenazas por parte de Marine Le Pen y su partido. Y lo único que hice fue hacer una observación de que antes Francia era el país que había aceptado a la gente de color, que había acogido a artistas como Joséphine Baker o Charlie Parker, y a escritores y pintores… En resumen, quería recordar que Francia era un país de asilo que protegía las libertades, en todas sus formas. Y que tristemente ese espíritu había desaparecido”, declaraba Madonna a la emisora Europe 1.

 

 

 

Ningún Comentario

Deja un comentario