Maniobras militares y el lanzamiento de misiles elevan la tensión en Corea

Las maniobras militares a gran escala iniciadas hoy por Seúl y Washington en territorio surcoreano desencadenaron un nuevo capitulo de tensión con Corea del Norte, que reaccionó con el lanzamiento de misiles al mar y nuevas amenazas.

Maniobras militares y el lanzamiento de misiles elevan la tensión en Corea

Los aliados iniciaron hoy los ejercicios Key Resolve y Foal Eagle, en los que tendrán lugar como cada año simulacros de respuesta a un ataque norcoreano y maniobras en tierra, mar y aire.

Ambos ejercicios, calificados por Corea del Norte como “ensayos de invasión” de su país, han generado una primera respuesta del régimen de Kim Jong-un, que lanzó al mar dos misiles de corto alcance.

El doble lanzamiento se realizó desde la localidad de Nampo, en la costa occidental, y los misiles Scud-C norcoreanos cruzaron todo el país hasta caer a más de 500 kilómetros de distancia en el Mar del Este (Mar de Japón), según información del Gobierno de la vecina Corea del Sur.

El Ministerio de Defensa de Seúl considera el lanzamiento de misiles “una provocación”, entre otros motivos por carecer de aviso previo, además de “una violación de las resoluciones de la ONU” que buscan poner coto a la capacidad armamentística de Corea del Norte.

Así, las Fuerzas Armadas surcoreanas elevaron la alerta ante posibles nuevas acciones militares y “vigilan de cerca” los movimientos del poderoso Ejército Popular de Corea del Norte, uno de los más numerosos del mundo con aproximadamente 1,1 millones de efectivos.

De este modo se da por hecho que el Key Resolve y el Foal Eagle, dos de las mayores maniobras militares anuales con EEUU, van a ser en las próximas semanas fuente de tensión al igual que ha sucedido en años anteriores.

Esta tensión, de hecho, podría ser “aún mayor” este año, según comentó a Efe el profesor de estudios norcoreanos Nam Keun-woo, de la universidad de Hanyang en Seúl.

El experto argumentó que en los últimos meses la comunidad internacional ha situado a Corea del Norte en el punto de mira por sus violaciones de los derechos humanos, de modo que la respuesta del régimen “podría ser más fuerte” con el objetivo de forzar a Estados Unidos a rebajar su presión al país.

Además del lanzamiento de misiles, Pyongyang también prometió hoy “ataques despiadados” como respuesta al Key Resolve y al Foal Eagle, y advirtió a EEUU y a Corea del Sur de que “lamentarán amargamente las consecuencias”, según un comunicado de su agencia estatal.

Ante esta situación, China, aliado histórico de Corea del Norte e importante socio comercial del Sur, instó hoy las partes implicadas a “aumentar sus esfuerzos para aliviar la tensión y garantizar la paz y la estabilidad de la región”, según un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Por otra parte, el régimen de Kim Jong-un también amenazó en los medios estatales con disparar con “cañones o misiles” a cualquier globo o avión no tripulado enviado por ONG de Corea del Sur a través de la frontera para esparcir panfletos en territorio norcoreano.

Dado que la amenaza no es nueva, representantes de Seúl indicaron a Efe que seguirán permitiendo este tipo de envío de propaganda, aunque barajan tomar medidas en caso de que se detecte alguna amenaza real para los residentes surcoreanos de las áreas fronterizas.

A la espera de lo que ocurra las próximas semanas, cabe recordar que en 2013 los mismos ejercicios militares de Seúl y Washington desataron una durísima respuesta de Corea del Norte, con amenazas y hostilidades diarias que llegaron a propagar el temor a una guerra inminente.

El año pasado, sin embargo, Pyongyang contestó de una manera más moderada, con lanzamientos de misiles al mar y amenazas verbales que elevaron la tensión durante algunas semanas.

El ejercicio Key Resolve, que se desarrollará desde hoy y hasta el 13 de marzo, contará con la participación de unos 10.000 efectivos surcoreanos y 8.600 estadounidenses, mientras el Foal Eagle reunirá a 200.000 tropas de Seúl, 3.700 de EEUU y 70 de los Ejércitos de Australia, Canadá, Reino Unido, Dinamarca y Francia.

EEUU mantiene 28.500 militares en Corea del Sur y se compromete a defender a su aliado en caso de conflicto con el Norte como herencia de la Guerra de Corea (1950-53). EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario