2015: desafíos energéticos del año que empieza

Ingeniera Industrial, ex Viceministra de Minas y Energía (2010-2012), docente universitaria, asesora y consultora en temas de energía e industria

En el 2014 se ha notado que el gobierno no tiene agenda energética propia ni la intención de convertir los grandes temas en causas nacionales y regionales.

 

Caña de azúcar sin cosechar

Miles de toneladas de caña de azúcar quedaron en las fincas por la crisis azucarera. Ésta es la materia prima más eficiente para producir bioenergía, alcanzando en Paraguay 3.640 litros/ha de alcohol, frente al maíz que produce solo 1.260 litros/ha.

Paraguay importa el 100% de los hidrocarburos y el alcohol se mezcla en las naftas hasta un 25%, con enormes beneficios sociales, ambientales y macroeconómicos. El proyecto de ley de “Fomento al alcohol carburante” debería ser una prioridad del Congreso apenas inicie la actividad legislativa.

 

Contra propuesta al reactor nuclear de Formosa

Argentina tiene una crisis energética estructural en generación y Paraguay tiene excedentes hidroeléctricos. Según datos oficiales de Itaipú, ésta podría haber generado en promedio 6.522 GWh/año más, entre 2007 y 2010, si hubiera turbinado parte del agua que tiró por su vertedero.

La interconexión eléctrica entre Villa Hayes y Formosa podría disuadir a Argentina de construir la planta nuclear de Formosa y además, contribuir a que Paraguay pueda hacer cumplir a Brasil el compromiso del 25 de julio de 2009, de vender nuestra energía a terceros países a partir del 2023 o incluso antes.

 

Soberanía energética en Itaipú y Yacyretá

El acuerdo Lugo-Lula del 25 de julio de 2009 es un compromiso de dos Estados. Resulta altamente sospechoso que Paraguay no realice ninguna gestión para que Brasil responda al dictamen de la Contraloría de Paraguay que declara ilegal la deuda de Itaipú, que no se haya realizado aún el estudio de factibilidad de las Esclusas de Navegación -obligatorias por Tratado, además- que no se esté comercializando nuestra energía de Itaipú a precios de mercado de Brasil y muchos otros puntos que están en ese acuerdo.

En Yacyretá, el año pasado se cumplieron 40 años de la firma de su Tratado. Con ello, su deuda debería haber sido ya anulada y se debían acordar nuevas condiciones comerciales para vender la energía paraguaya de Yacyretá a Argentina o a terceros países, como establece el mismo Tratado.

 

Fortalecimiento de ANDE y PETROPAR

Urge la modificación profunda de la ley de hidrocarburos, otorgando un rol principal a PETROPAR como representante del Estado Paraguayo, dueño según la Constitución (Art. 112°) de los recursos hidrocarburíferos. También urge la reactivación de la refinería y la habilitación de más surtidores propios, cuyo éxito en Villa Elisa es indiscutible.

La ANDE debe ser fortalecida, ahí solamente vemos la incapacidad, intencional o no, de ejecutar el plan maestro de la ANDE y resolver los problemas de distribución. Ya no hay excusas en transmisión hacia Gran Asunción, con la línea de 500 kV inaugurada.

 

Ciudadanía al mando

Lastimosamente no será el gobierno actual quién atienda estos desafíos. No son su prioridad, no están en su agenda, como sí lo están las privatizaciones -mal llamadas APP- la destrucción de la agricultura familiar y la imposición de un modelo de extracción de nuestras riquezas, aún más salvaje que el que ya sufrimos desde 1870.

Por tanto, será la ciudadanía, la que deberá tomar estos desafíos. Sólo así avanzaremos a políticas energéticas que beneficien a las grandes mayorías.

Ningún Comentario

Deja un comentario